Ser mamá, TV
Dejar un comentario

Gilmore Girls, una serie para sentirse bien

Por Jessica Léycegui  

La noticia de que Netflix había añadido a su contenido las siete temporadas de Gilmore Girls y había negociado hacer una temporada nueva, causó furor entre los fanáticos de la serie, pero no tanto en mí. Por eso decidí volverla a ver desde el principio y redescubrir por qué fue mi serie favorita durante tantos años.

A pesar de que Rory era más cercana a mi edad, siempre me identifiqué más con Lorelai y soñaba con ser como ella. No que quisiera ser madre soltera a los 16 años, pero además de guapa, contaba con una ingeniosa personalidad. A pesar de no haber estudiado una carrera, creció profesionalmente gracias a su esfuerzo y no a los recursos de su familia. Su hija era la niña “perfecta” –calificaciones extraordinarias, devota de la lectura e incomparablemente responsable – y la relación que llevaban las dos se distinguió por la confianza y el respeto. Sus vidas siempre me parecieron perfectas; ellas aprovechaban cada oportunidad y nunca las detuvo el miedo.

Claro, no podrían faltar las relaciones amorosas. En todas ellas las chicas parecían ser adoradas por sus parejas, y a pesar de todas las turbulencias, parecía que era imposible para los hombres dejarlas de amar. En el capítulo final de la serie Lorelai y Rory acaban solteras, pero parece que eso cambiará en la nueva temporada.

Los libros y referencias a la cultura pop son las que hacen realmente interesante al guión. Son tantas que a veces es difícil seguirles la pista y en muchas ocasiones éstas me eran desconocidas, sin embargo siempre dejaron el gusanito de investigarlas para entender esas bromas “internas”.

Sin embargo, por lo que realmente brilla esta serie es la comunidad. En Star Hollows, el pueblo donde Rory y Lorelai viven, todos se conocen, todos son amigos, todos están dispuestos a apoyarse sin importar cuál sea la locura que tengan que hacer. Las chicas nunca están solas y además de tenerse una a la otra, como mejores amigas que son, tienen una red de seguridad que va desde los abuelos hasta el “rarito” del pueblo. Cuentan con una sociedad que se reúne para tomar decisiones a favor del pueblo, que organiza eventos para promover la integración y que ve por el bien común. Sabes que pase lo que pase en la historia, ellas siempre estarán bien.

No hay nada sorprendente, las vueltas que da la historia son hasta un poco predecibles. Lo reconfortante de ver Gilmore Girls es que siempre se tendrán la una a la otra y que todo tendrá un final feliz. Y honestamente, no puedo esperar a ver la nueva temporada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s