cine, niños, Películas, Ser mamá
Comment 1

Labyrinth, el clásico infantil

 

Todos hablan de la muerte de David Bowie y si admiras su carrera, una gran manera de presentar este artista a tus hijos es con Labyrinth, de 1986.

Aunque no tiene nada que pueda espantar a los más chiquitos, entenderán mejor la trama y los mensajes si tienen más de 6 años. Ahora, cualquiera que sea su edad, la experiencia será inolvidable.

Aquí doy cinco motivos para ponerle esta película a tus hijos, la cual está en Netflix, y que podrán disfrutar juntos.
1- Porque muestra las consecuencias de ser egoísta

giphy-2

Sarah es una adolescente rebelde que no quiere cuidar de su hermanito bebé y por desear que éste desaparezca, el Rey de los Goblins se lo roba, por lo cual ella tiene que ir a su rescate. Es una gran metáfora de las consecuencias que pueden tener los pensamientos negativos en nuestras vidas. La gran moraleja aquí es “Ten cuidado con lo que pides…”

 

2- Porque enseña a no alimentar los miedos

giphy-3

En su travesía, Sarah entra a un atemorizante laberinto en el que nada es lo que parece y en donde podemos ver cómo la forma en la que se miran las cosas puede incluso cambiar su trayectoria, poder e intención. En el laberinto, nada es lo que parece pero sí que te puedes perder si te dejas guiar por el miedo.

giphy-5

3- Porque muestra la fuerza de la voluntad

giphy-4

Para poder rescatar a su hermanito, Sarah pone a prueba su fuerza no física sino la mental. El reto mayor es domar sus miedos y logra sobreponerse incluso a una especie de hipnosis a la que es sometida por el Rey de los Goblins.

giphy-1

 

4- Por el mundo imaginario de Henson

giphy-7

Haciendo homenaje a los clásicos de la literatura infantil y con múltiples referencias a Donde viven los monstruos de Maurice Sendak, Henson (creador de los Muppets) construyó el mundo en donde Sarah hace este viaje que le deja las más importantes lecciones de vida.

 

5- Por la música y la actuación de David Bowie

Este punto se explica por sí mismo.

giphy-6

 

Así que si tú o tus hijos no la han visto, ahora es el momento de hacerlo. Es una historia que marcará sus vidas y nunca olvidarán.

 

PD. Un dato curioso es que la persona dentro de la “botarga” de Ludo, el monstruo que acompaña buena parte de su travesía a Sarah, es Ron Mueck, el artista australiano que crea figuras hiperrealistas de apariencia humana y que tuviera una impresionante exposición en San Ildefonso hace poco más de 4 años. Esto es porque él, siendo hijo de artesanos de juguetes, empezó su carrera de artista como titeretero y trabajaba en ese entonces con Henson.

 

 

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: 5 razones por las que tu hijo debe ver la película Laberinto | Todobebé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s