Cocina, Gadgets
Comment 1

Sellos para galletas

Hace algún tiempo, mi mejor amigo (al que yo siempre le digo que es mi mejor amiga), me regaló estas bellezas:

FullSizeRender (2)

Esperé tanto un momento especial para usarlas y tengo tan poco tiempo que tardé demasiado en usarlos, pero ya lo hice y por eso quiero compartir la experiencia.

Pensaba usar la receta del libro de mi abuela para hacerlas, pero descubrí que en la etiqueta traían ya una, y aunque intentar una receta nueva por primera vez siempre es riesgoso, pensé: “Aventurémonos”, y la preparé. No me arrepiento porque resultaron con muy buen sabor.

FullSizeRender (3)

Así se ven los ingredientes ya dispuestos, lo cual recomiendo siempre hacer antes de empezar a mezclar. Ayuda a no perder la cuenta y así arruinar la receta (créanme, me ha pasado).

FullSizeRender (5)

Primero se mezclan cernidos todos los ingredientes en polvo…

FullSizeRender (6)

Cuando hay que batir mantequilla, siempre uso mi Kitchen Aid. Mi abuela y mi madre batían la mantequilla a mano (o mejor dicho, a brazo) y es una ardua tarea que ya no tenemos por qué hacer con estas maravillas de aparatos. No puedo dejar de expresar siempre que tengo oportunidad cuánto amo la mía. Solo desearía tenerla en más colores. O bien, en su versión industrial.

Queda así:

FullSizeRender (7)

Se coloca la masa en una superficie enharinada…

FullSizeRender (8)

Se extiende con el rodillo a que quede una cama de aproximadamente 2 cm de grosor…

FullSizeRender (9)

Y entonces sí, que empiece lo más divertido (y lo único que realmente quieren hacer los niños). Ya se puede proceder a sellar.FullSizeRender (10) FullSizeRender (11)

Algo que no había entendido y que me quedó clarísimo después de hacerlas es que estos sellos NO SON CORTADORES DE GALLETAS. Hubiera sido buenísimo que así fuera, o quizás las hice demasiado gruesas, pero no logré que no se rompieran utilizando solamente el sello. Por eso las corté con un vaso.

FullSizeRender (12)

Se ponen sobre una charola para hornear (yo no la engrasé ni nada) y se meten a horno caliente (200ºC) durante unos 20-30 minutos. Hasta verlas doradas.

FullSizeRender (13)

Así quedan. Su sabor me recordó al origial de aquellas galletas “danesas” (no sé si en efecto eran de allá o era puro marketing) que se hicieron famosas en los 80’s en México y que vienen en una lata azul. Las siguen vendiendo, pero ya no saben como antes.

IMG_5524

Tomar una de estas con el café de la mañana es una verdadera gloria.

PD. Aunque el mensaje que más me emocionaba era el de HOME MADE, no logré que fuera legible una vez horneadas las galletas. Si te vas a comprar uno, que tenga la letra lo más grande posible, las chiquitas tienden a desaparecer con la expansión de la masa. 

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s